Episodio I: El valor de lo auténtico

Este es el primer episodio de una serie que iré compartiendo, para que puedan conocer más sobre la marca: la identidad, el proceso creativo, las anécdotas y la vida emprendedora en tiempos modernos.

 

 

Hace 2 años casi de casualidad, me crucé con algo que hace tiempo buscaba, una oportunidad. Una oportunidad que se presentó en forma de curso de encuadernación, pero que venía con yapa: una clase de “marbling”. Una técnica tan vieja como popular en estos tiempos pero que personalmente no lograba asociar con nada, hasta que escuché “¿viste las tapas de los libros viejos? Bueno se hacían así”. Iluminación. Descubrimiento. Revelación. Inspiración.

Después de varios meses de planificación, mudanzas y muchos “tendría que retomar y probar aquella técnica”, finalmente armé el kit y empecé. Jornadas de 10 horas probando combinaciones, papeles y tintas, sumadas a resultados imprevisibles e irrepetibles producto del desconocimiento y la falta de experiencia. Experiencia que fui adquiriendo y que hoy me permite predecir los resultados cuando se modifican determinadas variables, como temperatura, densidad, tiempo, superficie, etc. Más adelante profundizaré sobre el proceso en sí. Esta técnica se convirtió en mi lenguaje abstracto y junto con la encuadernación fue parte fundamental para concebir una idea: armar el emprendimiento propio.

Días recientes y prints experimentales.

Este emprendimiento comprendería el gusto por la gráfica y la papelería, un gusto que no sabría indicar cuando comenzó pero que recuerdo tener desde muy chica, instalada en la papelería de turno mirando gomitas con formas ingeniosas, papeles, libretitas, cajas de colores, hojitas de colección (hijos de los 80s, ustedes entienden) mientras mi hermana se cansaba de andar en patines o en bicicleta.

Y también sería la evolución natural de otro proyecto anterior, donde los blocks con estética vintage eran protagonistas y el carácter único de las piezas ya era un factor importante. 

Así nació Aurora, de la ganas de crear y ver crecer una idea, y desde la seguridad de que como yo, seguro habían muchos más coleccionistas de libretas y gomas de borrar (?). Con un comienzo tímido haciendo libretas, hasta hoy donde la línea de productos va desde productos esmaltados, pasando por libretas y cuadernos, a prints gigantes para decorar ambientes.

Comienzos vintage de “Muchocachivache”.

¿Y por qué Aurora?

Tan sencillo como tener una charla con un amigo y una pizca de magia, hicieron que ese nombre pareciera muy natural, casi obvio. 

Como ya conté, previo a empezar con esta idea LOCA de hacer cosas en Uruguay y no en China, había estado de mudanza, y cuando uno se muda quiere decorar la casa. En ese afán, enmarqué dos láminas que me gustaban mucho, sacadas directamente del libro “Las estaciones” de Blexbolex (altamente recomendable y que Dios y Blexbolex me perdonen por haber arrancado dos hojas de ese libro). En mi defensa el argumento fue “prefiero verlas todos los días que tenerlas adentro del libro”. Seem like a good idea at the time. Este libro, para los que no lo conocen se caracteriza por mostrar una ilustración de una palabra por página, y fue así como de un tirón salieron “NOCHE” y “AURORA”. 

Con las dos piezas ya enmarcadas y colgadas, recibí un tímido “che, no me gustan mucho esos cuadritos”. Y la verdad es que a mí tampoco me convencía mucho la cosa, pero finalmente Aurora quedó y la Noche marchó.

Al otro día, 12 horas después y luego de viajar 13.500 km desde Australia vía internet, recibí la escueta pero acertada respuesta de mi amigo a una simple pregunta:

– ¿Cómo te parece que se puede llamar el proyecto? 

– Aurora se llama.

Listo.

Mi amigo seguramente se inspiró más en las auroras boreales que en Blexbolex, pero para mí fue inspiración divina, coincidencia cósmica. Y eso vale.

El bendito cuadro colgado en casa, en compañía del “misterio”.

Pero Aurora es el nombre de mi emprendimiento personal, no es MI nombre. Mi nombre es Virginia, soy diseñadora gráfica y antes de lanzarme a probar suerte con este proyecto, trabajé muchos años como diseñadora y directora de arte en agencias de publicidad y estudios de diseño de Montevideo.

Con 34 años de paciencia, exigencia, testarudez, alma acumuladora de cachivaches (en contínuo crecimiento) y gusto por la papeleria, sumado a 13 años de experiencia como diseñadora, Aurora consigue reflejar la identidad que la diferencia: cuidado en todos los detalles, selección minuciosa de materiales, atención personalizada, oído para la catarsis emprendedora, complicidad coleccionista, un toque de humor y mucho diseño al servicio de la marca.

Retratos realizados por mi talentosa amiga Mercedes Xavier de Mello.

Así que ¿por qué les cuento esto? Para que sepan que todo lo que forma parte de Aurora Prints & Goods es genuino, surge desde el amor por lo que hago y para que cuando reciban sus productos (como me dijeron el otro día) sean felices.



© 2017 All Rights Reserved. Developed by Dessign.net